http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/los-amotinados-quatre-camins-acusan-directivo-agresiones-2384977

 

EL PERIÓDICO.COM

JUICIO

Los amotinados de Quatre Camins acusan a un directivo de agresiones

Miércoles, 8 de mayo del 2013

 

J. G. ALBALAT
BARCELONA

 

Valentín Gracia, conocido como Makoki (nombre de un icónico personaje del cómic marginal español de los años 70 y 80), lleva en prisión desde 1991. Ante el tribunal que juzga en la Audiencia de Barcelona a nueve funcionarios de prisiones por presuntos malos tratos explicó las agresiones y humillaciones que, según él, sufrió el 30 de abril del 2004 en el centro penitenciario de Quatre Camins, en la Roca del Vallès, tras un motín. Y, a petición de los magistrados, reconoció directamente al entonces subdirector médico de la prisión, el acusado Xavier Martínez, que se enfrenta a una pena de ocho años de prisión, como una de los funcionarios que participaron en las agresiones. «Me pegaba por la espalda», dijo. Otros dos internos señalaron también a este funcionario.

Valentín explicó en la segunda sesión del juicio que, tras el motín de los reclusos en Quatre Camins, un grupo de funcionarios le fueron a buscar a la celda y se lo llevaron al departamento de ingresos. Según sus palabras, los funcionarios le hicieron pasar por el pasillo que formaron para golpearle e insultarle. «Llevaban porras y escudos», recordó. «Una funcionaria me pegó por detrás en la cabeza con un palo y me la abrió», afirmó el testigo, sin poder reconocer, esta vez, a ninguno de los acusados como el autor del golpe. «Me humillaron», recalcó.

Los golpes siguieron. Los funcionarios también le pegaron y vejaron en el mismo departamento de ingresos del centro penitenciario, donde fue atado a una cama y, al cabo de un rato, desnudado, declaró. Después, le trasladaron a otra prisión herido y en calzoncillos. Valentín reconoció que otros dos funcionarios acusados presenciaron los malos tratos, aunque cree que no le golpearon.

REPRESALIA / Otro recluso, Francisco de Paula, relató cómo también le fueron a buscar los funcionarios a la celda y se lo llevaron al departamento de ingresos. Allí le encerraron en un «chabolo», donde le tiraron al suelo boca abajo. «El subdirector médico me cogió de los pelos y dijo: 'Este sí'. Y empezaron a golpearme. A darme patadas. El subdirector me dijo: 'Te vas a enterar, cabrón'». Un tercer recluso también acusó a este funcionario: «Me dijo que explicara la verdad [sobre el motín] y me golpeó con la porra». Este testigo también culpó a una funcionaria, Teresa M., de pegarle a «gomazo limpio».